Así como los neumáticos, que tienen siglas y números que nos indican su medida y uso, las baterías cuentan con sus correspondientes especificaciones.
La batería de un auto o moto es uno de esos repuestos a los que sólo se les presta atención cuando deja de funcionar, lo cual puede ser demasiado tarde. El chequeo y control periódico permite saber si está funcionado correctamente, prolongar su vida útil y evitar gastos innecesarios.

Montadas, por lo general, lejos del campo visual, las baterías cuentan con información importante y a la que conviene prestarle atención. Los fabricantes marcan sus equipos con codificaciones especiales y todas de forma diferente, lo que hace que una persona no pueda chequear la fecha de fabricación a simple vista. Este es uno de los motivos relevantes por los que se sugiere realizar el cambio de batería en lugares especializados, que den garantía, y donde haya una alta rotación.

De esta forma, se evita la compra de una batería “vieja” o en stock hace más de seis meses, algo que perjudica al equipo más allá de que sea nuevo. Por otra parte, las baterías contienen ácido sulfúrico lo cual es altamente corrosivo, y si las mismas estuvieron stockeadas, se descargarán y su vida útil se reducirá considerablemente.

Un aspecto no menor tiene que ver con la disposición de los terminales, la cual depende del fabricante del vehículo; puede diferir el lugar y el tipo de terminales, encontrándose invertidos y con el tramo de cableado ajustado a determinados tipo de acumuladores por lo que se puede asegurar que no se puede reemplazar una batería por cualquier otra sin prestar atención a este detalle.

“Otra recomendación que siempre le damos a nuestros clientes es que se controle el amperaje real de la batería y no la denominación comercial, porque puede haber diferencias importantes”, señala Luz Valbuena, responsable de marketing de Acubat, especialista en baterías y que ofrece chequeos sin cargo en todas sus sucursales.

Las “ventanitas” testigo u ojo visor, que muchas traen en la parte superior, indican su estado. El color verde, por ejemplo, indica que la batería está totalmente cargada; el color negro, batería descargada; tonalidad transparente, la batería presenta un insuficiente nivel de electrolito.

Pero atención el ojo visor solo mide un solo de los vasos el que estaría ubicado por debajo del mismo (una batería de 12v tiene 6 vasos) por eso es importante medir la batería con un tester digital.

Como conclusión podemos decir que el indicador de carga de la batería es fiable, pero no podemos descuidar su revisión solo por este hecho.

Fuente: https://www.gente.com.ar/autos-y-motos/como-darse-cuenta-si-la-bateria-de-un-vehiculo-funciona-correctamente/

Abrir Whatsapp
Hola!
Contanos como te podemos Ayudar