INSTALACIÓN A DOMICILIO
(Capital Federal)
(011) 6950-8396

ATENCIÓN AL CLIENTE
(011) 5690-4608

desplegar menu

BLOG

<< Anterior | Siguiente >>

¿Sabías que si el alternador está dañado puede afectar la batería?
En ocasiones, lo que se piensa que es una falla de la batería suele ser un problema en el alternador.


Este elemento, que se encarga de transformar la energía mecánica en energía eléctrica y, además, de almacenarla en la batería, está muy íntimamente relacionado con la batería del vehículo.

Por eso, no hay que descartar un análisis del funcionamiento del alternador cuando se registran síntomas similares a los que arroja una batería averiada o sin carga.

De hecho, la luz que se enciende en el tablero, que tiene un símbolo de batería, en rigor, está alertando sobre el mal funcionamiento del alternador.
Entender la mecánica de un auto implica comprender cómo influye un mecanismo sobre otro, y nunca tan claro como en el dúo alternador-batería.

Te dejamos 4 pistas para sospechar del mal funcionamiento del alternador:

1. Problemas al encender el motor: puede significar que la batería no esté recibiendo suficiente electricidad del alternador. Debido que el alternador está conectado con otros sistemas críticos del vehículo, esto puede traerle alguna dificultad mecánica. Lo recomendable es no intentar encender el auto repetidas veces. 

2. Verifique las luces del tablero: la mayoría de los vehículos tienen una luz de advertencia en alguna parte del tablero (ícono de una batería con los símbolos de más y menos) que indica el estado del alternador. Si la luz es de color de rojo, significa que está dañado. 

3. Ruidos extraños, especialmente en el área del motor: si escucha un sonido metálico inusual, puede ser signo de que existe un desprendimiento de algunas de las partes del alternador, indicándole que debe realizarle un cambio muy pronto.

4. Dispositivos electrónicos: al tener el alternador dañado, el uso de sus componentes electrónicos, radio, pantalla LCD, luces, GPS, entre otros, se verá afectado, disminuyendo su capacidad.

Desde Acubat queremos colaborar con la detección de los síntomas. Como siempre decimos, es fundamental educarse en el reconocimiento de los problemas más frecuentes que puede tener un automóvil,  para poder identificarlos y ocuparse a tiempo. 
La consulta con especialistas en cada área otorga seguridad para el conductor y sus ocupantes y, además, ayuda al buen mantenimiento del vehículo.